5 Cruceros fluviales por España

 

¿Te gusta navegar de forma tranquila? ¿Quieres algo diferente para tus vacaciones familiares? Si la respuesta es sí,  los 5 cruceros fluviales por España que te traigo hoy pueden ser una buena alternativa.

Los viajeros impenitentes que además tenemos niños, nos encontramos muchas veces con que resulta difícil adecuar sus intereses a los nuestros.

Y éste es un programa que les gustará a todos, seguro.

Deja la biodramina en casa, no tendrás tiempo de marearte. Pero sí de disfrutar en familia. Cinco paseos por alguna de las vías fluviales y embalses más sorprendentes de España,  llenos de interés para chicos y grandes.

 

FIORDOS LEONESES

¿Fiordos en León? ¿Te estás quedando conmigo?

En absoluto, aunque no lo creas existen. No hay mar, pero hay fiordos en el embalse de Riaño, en plena montaña leonesa, al este de la provincia.

001  

Un paisaje espectacular que, increíblemente, es consecuencia de la intervención humana. Aquí no hubo deshielo de antiguos glaciares, como en Noruega, sino un desbordamiento intencionado de agua dulce

El 31 de diciembre de 1987 se inauguró la presa de Riaño. El agua cubrió el valle y cambió para siempre la fisonomía de este lugar, no sin grandes protestas de los vecinos. Nueve pueblos desaparecieron bajo el embalse y todos sus habitantes tuvieron que ser realojados.  http://www.riañoenbarcos.es

Al ser un espacio natural de vertientes montañosas, antesala de los Picos de Europa, se convirtió en un lugar único que recuerda muchísimo a Suiza.

Lo que vemos hoy es un imponente lago de aguas cristalinas donde se reflejan las montañas leonesas en un caleidoscopio de colores.

Un lugar excelente para practicar infinidad de deportes y senderismo, pero como hoy la cosa va de navegar, hablemos del trayecto en barco.

Es un recorrido increíble, donde se pueden apreciar vistas que nunca tendrías desde tierra. Como prácticamente en todos los cruceros fluviales, la nave está equipada con una cubierta transparente para disfrutar tanto en verano como en invierno.

El punto de partida es el Puerto Deportivo de Riaño y a partir de allí la navegación transcurre entre desfiladeros y valles impresionantes. Uno de ellos es el de Anciles, donde las vistas panorámicas te dejarán sin aliento.

Como estamos en la mejor reserva de vida silvestre de León, habrá águilas  y buitres sobre nuestra cabeza. ¡Y desde el barco podremos ver lobos, corzos, osos pardos y hasta bisontes!

Los peques disfrutarán de lo lindo y durante una hora, que es lo que dura la travesía, se mantendrán quietos y deslumbrados por lo que ven.

O eso esperamos todos.

 

EL SIL Y LA RIBEIRA SACRA

Estamos en Galicia, tierra de leyendas, devoción y meigas. Te propongo un recorrido fluvial por uno de sus ríos más característicos, el Sil, que junto con su compañero el Miño conforman un espacio natural único.

En Os Peares se juntan los dos grandes ríos del noroeste gallego que antes de unirse forman profundos cañones de gran belleza. Se dice que el Sil lleva el agua y el Miño la fama, y aunque los dos pueden recorrerse en barco,  hoy toca el primero.

Como no podía ser de otra manera en Galicia, alrededor de la Ribeira Sacra y su origen corren muchas leyendas. Algunas tan bonitas como la que cuenta que el dios Júpiter se enamoró de esta ribera y a su mujer, Juno, no le gustó nada. Quiso quitarle su belleza y la atravesó con la herida del cañón, pero le salió el tiro por la culata y se convirtió en una maravilla de la naturaleza.

Aunque hay varios embarcaderos, recomiendo el de Santo Estevo, la bajada es un espectáculo en sí misma. Ideal para que los niños se sientan exploradores de la selva, tal es la espesura hasta que se despeja el horizonte y aparece el río.

La travesía dura alrededor de hora y media y el catamarán es muy cómodo. Como casi siempre, el mejor lugar es la proa, pero podremos disfrutar de las vistas desde cualquier sitio.

Al ser el cañón del Sil más angosto que el del Miño, la espectacularidad está asegurada. Las paredes verticales de rocas simétricas nos encierran entre alturas de hasta 500 metros. En estas laderas que no parecen hechas para la vida humana buscaron refugio monjes que construyeron hasta una docena de monasterios románicos y benedictinos. De allí proviene el nombre de Ribeira Sacra.

No es su única fuente de fama, también los son los viñedos que festonean las pendientes y que producen un vino legendario. Tanto que los romanos ya suspiraba por él. Aunque la vendimia en semejantes condiciones debe de ser cuestión de semidioses, por lo menos.

Durante el recorrido por el embalse de Santo Estevo se pueden apreciar todos los tramos que la corriente ha ido excavando a lo largo de su cauce. También los robles, abedules y castaños que se abren paso entre las grietas de las rocas.

Si miramos hacia arriba veremos los famosos miradores que acompañan al río durante todo su recorrido. Aunque desde tierra  la vista es impresionante, solamente en el agua podremos entender la verdadera dimensión del Sil.

paraiso natural cultural  

Los guías hacen muy ameno el trayecto, incluso para nuestros pequeños piratas del caribe. Las formas tan variadas de las rocas permiten que su imaginación vuele e intenten encontrar entre ellas distintos personajes, como Bart Simpson. O un indio, que todo es posible a cierta edad.

¿Sabes cuál es el resultado final? Que en mi lista de 5 cruceros fluviales por España no puede faltar este magnífico paseo por el Sil y la Ribeira Sacra.  https://www.catamaranesribeirasacra.com/

 

LA RUTA FLUVIAL DEL JÚCAR

Para los que crean que en Valencia el mejor programa está en la playa, siento desilusionarlos, no solo de arena y mar vive el hombre.

Uno de los programas turísticos más interesantes que se pueden encontrar en la provincia es el crucero por el Júcar. El recorrido entre Cofrentes y Cortes de Pallars es una delicia para toda la familia y un placer para los amantes del agua y la montaña. Esa fusión que raramente decepciona.

El Júcar es el principal agente erosionador de la Muela de Cortes, un altiplano de 36.000 hectáreas a 900 m de altitud.  Conformado por arcillas, yesos y calizas, el encaje del río entre cañones que alcanzan los 400 m de altura resulta espectacular.

Las aguas llegan a los 100m de profundidad y como estamos en una Reserva Nacional de Caza, el ecosistema zoológico y  botánico es muy variado. Cabras montesas y muflones campan a sus anchas y, con un poco de suerte, podremos verlos desde el barco.

El embalse de Cortes tiene una característica que lo hace ideal para este tipo de paseos y no es otra que su volumen muy estable. Como se utiliza fundamentalmente para generar energía eléctrica, no hay muchas variaciones en la cantidad de agua retenida en la presa. Eso posibilita que salgan cruceros todo el año, ayudados por el clima suave de la zona.

  cortes de pallas  

Durante la hora y media que dura el recorrido de 30km (ida y vuelta), nos lo explicarán todo con lujo de detalles. Siempre de forma amena porque se tiene en cuenta la gran cantidad de familias con niños que acuden. Además, la embarcación es muy agradable y totalmente acristalada, incluido el techo.

Mientras navegamos, en la margen izquierda del río, podremos ver el castillo de Chirel, una impresionante fortaleza que impacta por su situación. Situado en lo alto de una montaña, tuvo gran importancia militar durante la expulsión de los moriscos. Vale la pena también visitarlo a pie, es una ruta sencilla de 3 km que puede hacerse con los peques y la vista al llegar merece la subida.

Todo el recorrido es una explosión de naturaleza virgen, con mucho encanto y respeto por el medio ambiente. Condiciones que exige la Confederación Hidrográfica del Júcar y se cumplen a rajatabla.

Un detalle que te gustará saber es que hay una buena cantidad de gente que repite este paseo.  Una de las tantas razones por las está entre los 5 cruceros fluviales por España mejor valorados.

 

CRUCERO MEDIOAMBIENTAL ARRIBES DEL DUERO

Vamos a ponernos serios, en nuestras dos últimas singladuras conoceremos de primera mano algo muy  importante llamado Reserva de la Biosfera. Una figura creada por la UNESCO en 1976 para amparar espacios naturales excepcionales, que se cuidan y protegen con mimo.

Tesoros ambientales y también valiosos recursos turísticos, donde se realizan actividades en la naturaleza respetuosas con un entorno de especial interés y protección.

Tal vez te preguntes si las restricciones son tantas que limitarán mucho tus movimientos. Todo lo contrario, hablamos de zonas donde el visitante tiene gran variedad de interacciones  con el medio para poder disfrutarlo sin dañar los ecosistemas.

La península ibérica está a la cabeza en el ranking de Reservas de la Biosfera, dicho lo cual no hay excusas para no aprovechar estos lugares únicos, a bordo de uno de los 5 cruceros fluviales por España.

Buscando el Duero desde Zamora, recorriendo esas llanuras casi uniformes con pocos desniveles, te sorprenderá encontrar el profundo tajo horadado por el río durante siglos. Enmarcado por escarpadas pendientes graníticas, la corriente fluye tranquila pero poderosa.

Hemos llegado al parque natural de Arribes del Duero, acunado entre Zamora y Salamanca por el  lado español.  La otra orilla es portuguesa, donde se le conoce como Parque Natural Do Douro Internacional.  Juntos han sido declarados por la UNESCO en 2015 Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica.

  arribes del duero tylospectin  

El embarcadero de la EBI (Estación Biológica Internacional), está en la ciudad fronteriza de Miranda do Douro, en Portugal, que merece una visita. No solo para comprar toallas, que también, sino porque es una preciosa localidad medieval con un casco histórico pequeño pero notable.

El buque, insonorizado y climatizado, cumple escrupulosamente los estándares de ecoturismo y educación ambiental. De hecho, todo el trayecto es una especie de clase magistral sobre los impresionantes acantilados verticales por donde discurre la travesía. Los técnicos de la EBI nos pondrán al día sobre la geología, fauna y flora de un lugar único y especial. Como curiosidad, es impactante la diferencia entre el lado español y el portugués, mucho más frondoso por su situación respecto al sol.

Un encantador paseo entre farallones de hasta 400m de altura por un río que llega a tener 200m de anchura entre orillas.

  embalse de alcantara  

¿Quieres saber la mejor parte? Al volver, los adultos disfrutarán de una degustación de vinos generosos de Oporto y para los peques, sorpresa!  Podrán participar en actividades didácticas con animales autóctonos que se crían en cautividad con fines científicos. Nutrias y otras especies son los principales protagonistas de un programa terapéutico dirigido a niños con necesidades especiales. Les va a encantar, asegurado.

Aunque comenzamos serios, terminamos este paseo con una sonrisa, no en vano hicimos uno de los 5 cruceros fluviales por España más entretenidos.

 

BARCO DEL TAJO – MONFRAGÜE

Mi última recomendación es también una de las más divertidas para la familia. Un crucero fluvial que nos acercará a la Reserva Mundial de la Biosfera del Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres.

Desde el embarcadero de Serradillo sale este barco tipo pontón donde los niños son los protagonistas. La tripulación, normalmente un patrón y su segunda/o, se encargan de que se lo pasen pipa, aunque sin darse cuenta estén recibiendo una clase de naturaleza interactiva.

  monfrague  

Tienen que prestar mucha atención a lo que les cuentan sobre la historia del parque, la ruta que sigue el barco y muchos detalles de la flora y la fauna. Aquí está el truco, cada respuesta correcta a las preguntas que les hacen lleva premio incluido, normalmente una piruleta. Las cabecitas van de babor a estribor sin perder detalle, por la cuenta que les trae.

La navegación discurre por el embalse de Alcántara, de 91 km, dentro de la Reserva de la Biosfera, justo hasta el límite con el Parque Nacional. A ambos lados, encinas y alcornoques nos hacen de telón natural, mientras el águila imperial y el buitre negro nos vigilan desde el aire. Junto a ellos, el búho, la cigüeña negra y los alimoches.

Debajo, la presencia silenciosa de los sirulos que nadan en las profundidades  nos deja asombrados. ¡Sobre todo al enterarnos de que pueden medir más de 2m de largo! Tiburones de agua dulce, les dicen y los peques flipan.

Y aquí está lo interesante, una vez informados de lo que tenemos alrededor, arriba y abajo, llega el momento más divertido.

El patrón invita a cualquier niño que se anime a llevar el timón. Los menos tímidos se arremolinan alrededor para ser los primeros, pero una vez en faena les pueden los nervios y más de uno se aferra a él como si no fuera a soltarlo nunca. Te puedes imaginar lo emocionante de la aventura.

Una cosa que me gustó mucho es que admiten mascotas, algo no demasiado habitual en nuestro país. Pero que resulta de lo más congruente con un recorrido que busca concienciar de la importancia del cuidado y conservación del medio natural.  http://www.barcodeltajo.com

Hasta aquí llegamos hoy, que habrá más en el futuro. Porque estos 5 cruceros fluviales por España no son los únicos, hay mucho río y embalse por recorrer a lo largo y ancho del país.