¡Descubre la Cataluña más histórica recorriendo los parajes medievales! A lo largo y ancho del territorio catalán nos encontramos con pueblos y rincones que parecen haberse quedado detenidos en el tiempo. Hablamos de ciertos pueblos mediveales de Cataluña que, pese al transcurso de los años, siguen manteniendo su esencia, como si el tiempo se hubiera detenido.
En este artículo de Super Guía Viajera, vamos a proponerte una ruta por los pueblos medievales de Cataluña. Para ello, visitaremos las cuatro provincias catalanas y analizaremos los rincones medievales con más encanto y de visita obligada. ¡Empieza a «rutear» con nosotros! 😉

Pueblos medievales de Barcelona y alrededores

Para empezar con nuestra ruta por los pueblos medievales de Cataluña partiremos de la provincia más poblada: Barcelona. Y es que en los alrededores de la ciudad condal se esconden pueblos mágicos que han resistido a la perfección el paso del tiempo. Aquí te dejamos una lista de los más «top».

Rupit i Pruit

A poco más de cien kilómetros de la ciudad de Barcelona nos encontramos con este pueblo medieval que merece muchísimo la pena conocer. Es uno de los clasicazos en cualquier lista que se precie, porque es un rincón con muchísimo encanto y que está rodeado de una naturaleza impresionante. Situado en la comarca de Osona, este municipio está en Collsacabre, una zona natural que le aporta un aire único y 100% medieval.
Rupit i Pruit ha sido declarado como un Conjunto Histórico-Artístico porque ha sabido conservar a la perfección el paso de los años y, a día de hoy, sus calles siguen siendo empedradas y aún hay construcciones propias del medievo. No puedes dejar de visitar la Iglesia de Sant Jon de Fàbregues que data del siglo X y que te dará la bienvenida a un pueblo que parece sacado de otro tiempo.

Talamanca

A casi una hora y media de Barcelona nos encontramos con otro de los pueblos medievales más interesantes y mejor conservados: Talamanca. Esta población está situada a lo alto de la cima de una montaña y, por ello, cuenta con unas vistas impresionantes. Pero, además, cuando pasees por sus calles te dará la sensación de haber cogido una máquina del tiempo y estar en pleno siglo XV.
Su castillo sigue manteniendo esa esencia de antaño que te hará vivir una experiencia llena de emoción. Y si te gusta caminar, en los alrededores de este pueblo podrás hacer una gran cantidad de rutas de senderismo que, seguro, te encantarán. Sin duda, es un planazo si quieres saber qué hacer en Barcelona gratis y en sus alrededores.

Cardona

Viajamos ahora hasta el Bages para encontrarnos con otro de los pueblos medievales de Barcelona más conocidos e interesantes: Cardona. Esta localidad está a poco más de 1 hora de la ciudad condal y cuenta con un casco histórico y un castillo medieval idóneo para los amantes de la historia. Además, debido a su ubicación natural, podrád divisar bellas vistas de toda la plana del Bages.
Si viajas con niñ@s, no puedes perderte las Minas de Sal de Cardona: unas viejas minas de sal que sorprenden a todos los viajeros por sus estalagtitas y estalagmitas hechas de sal al 100%. ¡Una pasada de sitio!
ruta pueblos medievales cataluna cardona

Rajadell

Sin movernos de la comarca del Bages visitaremos, ahora, otro de los pueblos medievales con más encanto de Cataluña. Rajadell es un municipio con una gran personalidad y muy pintoresco que, únicamente, cuenta con 500 habitantes censados, por tanto, ¡es bastante pequeño! 
Merece muchísimo la pena descubrir porque podrás recorrer un núcleo que rodea al castillo de la población y que llega hasta la parte más alta del pueblo. Durante el camino te irás encontrando con casitas e iglesias que merece la pena descubrir. No dejes de visitar la iglesia de Sant Iscle ni tampoco ir a conocer el molino de aceite y probar esta delicia que se elabora de forma tradicional.

Súria

Y seguimos en el Bages para seguir conociendo los pueblos medievales de Barcelona más interesantes. Hablamos de Súria, un rincón en el que antiguamente existían también minas de sal y que, actualmente, es un sitio perfecto para conocer la herencia histórica de la Cataluña interior.
En el núcleo del pueblo te encontrarás con calles empinadas que llegan hasta el centro. Podrás visitar su precioso castillo del siglo XIII, la ermita de Sant Salvador de Súria o la iglesia del Roser. Además, el entorno es precioso porque está enclavado en medio de una sierra.

Pueblos medievales de Girona

Continuamos con nuestra ruta por los pueblos medievales de Cataluña viajando hacia el Norte, en concreto, hacia la provincia de Girona donde se esconden una gran variedad de poblaciones rurales con mucho encanto y con una fuerte huella medieval. La lista de Girona es inmensa, pero nosotros hemos hecho una selección para traerte lo mejor de lo mejor.  ¡Aquí los tienes!

Peratallada

Empezamos por uno imprescindible en cualquier lista medieval catalana que se tercie: Peratallada. Y es que es una localidad que, como indica su nombre, está repleta de «piedra cortada»: calles de piedras, paredes de piedras y rincones de piedra que nos remontan a otros tiempos de nuestra existencia.
Esta localidad tiene una arquitectura rural y  espacios repletos de encanto. No te pierdas su impresionante castillo (sede de un festival de música que se celebra cada verano), las murallas que rodean el pueblo, el precioso palacio y su iglesia. Un sitio que debes visitar sí o sí y que te te encantará, ¡seguro!
ruta pueblos medievales cataluna peratallada

Besalú

Si hablamos de los pueblos medievales de Cataluña no podemos dejar de mencionar uno que es «archi-conocido» y que, de hecho, es la foto principal de este artículo: Besalú. Es el pueblo medieval por excelencia y uno de los más bonitos de Girona. Situado en la comarca de La Garrotxa, es un destino imprescindible si te gustan los ambientes con encanto y rurales.
De hecho, la entrada al mismo pueblo es maravillosa: un puente medieval perfectamente conservado te dará la bienvenida a esta villa de ensueño. Este puente, llamado puente Viejo, pasa por encima del río Fluvià y fue construido en el XI. Cuando entres en el pueblo, descubrirás la esencia de la localidad y rincones de interés como el monasterio, la iglesia o la antigua judería.

Monells

Seguimos nuestra ruta medieval para conocer otro municipio de Girona que, de hecho, también ha sido sede de grandes proyectos de cine: Monells. Este fue el pueblo escogido para grabar la exitosa película Ocho apellidos catalanes, una población con muchísimo encanto y que, al aparecer en este filme, se hizo visible en el mapa del país.
Como puedes ver en la película, Monells es una pequeña población en la que abunda la piedra y donde podemos encontrar rincones plagados de encanto: su plaza mayor, la calle dels Arcs o la plaza del Oli. Pero todo el pueblo es digno de recorrer, con calles acogedoras y un entorno de ensueño. Tienes que ir sí o sí.

Pals

Y otro de los pueblos medievales de Girona que no queremos dejar de mencionar es una población situada en la Costa Brava y cuyo casco histórico es 100% medieval. Pals está a poco más de 10 km de Peratallada y es una localidad costera que se divide en dos partes: Pals playa y Pals centro. En el centro es donde encontrarás la huella de la historia y donde podrás descubrir rincones alucinantes.
Esta villa medieval se conserva a la perfección y, cuando la recorras, te encontrarás con murallas del XII, así como restaurantes de comida tradicional y tiendas sde artesanos. Caminar por el interior de sus calles es caminar por la historia y, además, de noche tiene una iluminación increíble y muy, pero que muy, romántica.

Pueblos medievales de Tarragona

Y del Norte al Sur bajando por la carretera. Desde Girona, atravesamos toda la región para llegar a la provincia de Tarragona, la provincia de la Costa Daurada y de Port Aventura. Pero, también, la provincia en la que nos encontramos pueblos medievales que son de incomparable belleza. ¿Quieres conocerlos?

Montblanc

A diferencia de la gran mayoría de pueblos que hemos mencionado anteriormente, Montblanc es un municipio muy poblado: cuenta con ocho mil habitantes. Por tanto, es una localidad que tiene mucha vida y que, pese a ello, sigue manteniendo su esencia medieva, sobre todo en su casco antiguo.
Entrar en el centro de Montblanc es entrar dentro de sus murallas y recorrer plazas, callejuelas y espacios que parecen sacados de una película. Además, si visitas el pueblo durante su fiesta mayor, a principios de septiembre, podrás vivir aún más esa esencia, ya que se ambienta en la Edad Media y la gente se disfraza como antaño.

Siurana

Precioso. Ese es el adjetivo que más define Siurana. Y es que este es uno de los pueblos medievales de Cataluña más alucinantes que hgay en el territorio, ya no solo por su centro, sino también por el entorno en el que se encuentra. Estamos ante una pequeña población que está situada en la falda de la Sierra de Gritella.
Siurana está situada en lo alto de una montaña y tiene unas vistas de ensueño de todos los alrededores. Además, su historia es muy peculiar, ya que fue el municipio que más se resistió a la invasión musulmana. Es el lugar favorito para los amantes del deporte, ya que se puede practicar desde escalada, hasta trekking.
ruta pueblos medievales cataluna siurana

Prades

En el Baix Camp encontramos otro pueblo medieval de Tarragona que también es de visita obligada. Está situado a medio camino del mar y dela montaña y Prades sigue manteniendo su aire medieval, por mucho que pasen los siglos. Lo que más caracteriza al municipio es que todas las construcciones están hechas con un material rojizo que ha hecho que Prades se conozca como la Villa Rojiza.
Prades ha sido declarado como Conjunto Histórico-Artístico por su peculiar arquitectura y por su buena conservación durante el tiempo. No puedes perderte su castillo árabe, la fuente de la Plaza Mayor o su iglesia.

Pueblos medievales de Lleida

Terminamos nuestra ruta por los pueblos medievales de Cataluña en la provincia de Lleida, al interior del territorio catalán. Aquí también podemos hacer un viaje por diferentes localidades que han perdurado con el paso de los años y que siguen mostrando una estética propia de la Edad Media.
ruta pueblos medievales cataluna taull

Taüll

Si te gusta la nieve y te gustan los pueblos con encanto, tienes que ir a Taüll. Y es que es uno de los municipios más bonitos de toda la provincia de Lleida. Además, se encuentra situado en la Vall de Boí, un entorno natural de los Pirineos donde se encuentran las estaciones de esquí y montañas impresionantes para recorrer en cualquier momento del año.
Pero, además, en Taüll nos encontramos con un pueblo románicos que tiene construcciones impresionantes como  sus iglesias (que han sido declaradas como Patrimonio de la Humanidad). Pasear por este pueblo es todo un placer y, aún más, si te gustan los paisajes nevados y los deportes de montaña.

Guimerà

Un poquito más en el interior nos encontramos con Guimerà, un pueblo medieval que te descubrirá la esencia auténtica de la Cataluña rural. Aquí podrás recorrer callejuelas de piedra, calles empinadas y rincones que te dejarán con la boca abierta. En su casco histórico es donde encontrarás los rincones más sorprendentes y, de hecho, ha sido declarado Bien de Interés Cultural. 
Cuando visites Guimerà no puedes dejar de acercarte a las ruinas de su antiguo castillo, así como a su iglesia o la capilla. ¡Te encantará!

Gerri de la Sal

Después de toda esta ruta por la geografía catalana, ponemos el punto y final a nuestro viaje en Gerri de Sal, un pueblo que antiguamente contaba con una mina de sal (de ahí su nombre) y que, hoy en día, es un pueblo románico de visita obligada. Cuando vayas a esta población podrás visitar la iglesia y su plaza mayor, así como su monasterio del siglo IX.
El entorno de Gerri de Sal es también privilegiado, con zonas naturales alucinantes y una gran cantidad de caminos y rutas por descubrir.
¿Te ha gustado nuestra ruta por los pueblos medievales de Cataluña? Si la haces entera, tendrás que dedicar al menos una semana para poder disfrutar de cada rincón y de los paisajes en carretera. ¡Ya nos contarás qué tal te ha ido! 😉