DUMBO, EL BARRIO MÁS CHIC DE BROOKLYN

Cuando hablo del barrio más chic de Brooklyn, no me refiero precisamente al simpático elefantito de Disney, áquel de las orejas enormes.

Dumbo es, como por otra parte muchas cosas en New York, un acrónimo de varias palabras. Concretamente, Down Under the Manhattan Bridge Overpass, o sea Debajo del paso elevado del puente de Manhattan. La capacidad de síntesis de los neoyorkinos a la hora de nombrar sus barrios es legendaria, y Dumbo no deja de ser un ejemplo más.

Se trata de una de las zonas que no puedes dejar de ver en tu viaje, que como ya he comentado, no debería agotarse en Manhattan sin conocer lo mucho que ofrece el vecino Brooklyn.

La que hasta hace poco era una zona industrial deprimida y deprimente, se ha reinventado en un lugar lleno de vida.  Para quien pueda pagársela, claro, porque es otro ejemplo de cómo unos inversores avispados pueden convertir almacenes y muelles en destino exclusivo para millonarios. Aunque empezó siendo refugio de artistas y bohemios, desplazados del centro por los altos precios y encantados con el espacio y la luz que ofrecían los viejos edificios.

Esto es lo que pasado en Dumbo, que renació de sus cenizas para transformarse, como un camaleón, en el barrio más chic de Brooklyn. Con las mejores condiciones para pasar un día estupendo si estás de turismo y quieres aprovecharlo al máximo.

Porque aquí hay mucho para ver, desde restaurantes míticos hasta galerías de arte, parques magníficos o mercados gourmet. Todos ellos en un entorno difícil de igualar, donde reina esa arquitectura industrial impactante que hemos visto mil veces en la pantalla. Y, por supuesto, las mejores vistas del skyline de Manhattan, listas para disfrutar desde las muchas zonas al aire libre de Dumbo.

¿Nos damos un paseo por el elefantito?

¿CÓMO LLEGAR?

Dumbo se encuentra a orillas del East River, entre dos de los puentes más famosos de la ciudad: el de Brooklyn y el de Manhattan. Por supuesto, una de las mejores alternativas para llegar es cruzarlos caminando, sobre todo si vas por el último y vuelves por el primero.

Si prefieres el metro, las líneas A y C te dejan en la estación High St., y la F, en la York St. Y no olvides la posibilidad de viajar en ferry, una de las maneras más divertidas de desplazarse entre las distintas zonas de NY.

¿QUÉ HACER EN EL BARRIO MÁS CHIC DE BROOKLYN?

El tamaño relativamente pequeño de Dumbo, lo hace especialmente apetecible para el callejeo, aunque te pararás tantas veces a hacer fotos que conviene controlar el tiempo.

Una de las más importantes, es la icónica e imprescindible imagen que encuadra perfectamente el puente de Manhattan entre los edificios rojizos.  Armándote de paciencia, porque a menos que te plantes aquí al amanecer, encontrarás  muchas personas que quieren exactamente lo mismo que tú.

Si llegas en metro, vete directamente a Washington St., y en la intersección con Water St. podrás inmortalizar tu visita.

MANHATTAN BRIDGE DESDE EL BARRIO MÁS CHIC

Por supuesto, ésta será la primera de una serie, porque no hay mejor lugar para fotografiar Manhattan que el barrio de Dumbo. Y una de las maneras es desde sus parques a orillas del East River, con todo el skyline para ti (y los cientos de turistas que te acompañarán).

BROOKLYN BRIDGE PARK

El Brooklyn Bridge Park es uno de los más importantes de New York, el preferido por muchos habitantes de la ciudad, aunque vivan en la Gran Manzana. Las vistas más espectaculares, incluyendo la Estatua de la Libertad, se pueden disfrutar desde todos los rincones de este magnífico pulmón verde, situado debajo del puente de Brooklyn.

Sus 34 hectáreas están repletas de instalaciones para practicar deportes y contiene varias áreas diferentes dentro de sí. Entre ellas, seis muellles o piers, que nos hablan del pasado portuario de Dumbo y de su carácter obrero e industrial. Algo de eso subyace bajo los oropeles modernos, y ahí radica gran parte de su encanto.

Si solo dispones de un día, habrá que seleccionar y te aseguro que no es fácil. Entre los muchos rincones del parque, no te pierdas éstos:

JANE’S CAROUSEL. Se trata de un carrusel con 48 caballos de madera, fabricado en 1922 y restaurado con todo detalle, resguardado en una caja de cristal. Por supuesto, imprescindible si vas con niños, pero si no, también. Por el módico precio de 2$, volverás a la infancia y te embelesarás con las impresionantes vistas.

JANE'S CAROUSEL EN EL BARRIO MÁS CHIC

OLD PIER 1. Otra de las fotos más repetidas y maravillosas, podrás tomarla aquí. En primer plano, decenas de postes de madera que formaban el antiguo embarcadero. Al fondo, los mareantes rascacielos del Lower Manhattan con el distrito financiero mostrando todo su poderío al barrio más chic de Brooklyn.

PEEBLE BEACH. ¿Quién dijo que no hay playa en New York? Aquí te presento una, que si bien es de guijarros y pequeñita, existe. Perfecta para sentarse en sus gradas y contemplar el panorama mientras te comes algo o simplemente, descansas.

EMPIRE STORES. Es el centro comercial de Dumbo, ubicado en un hermoso edificio construido en 1869 con los típicos ladrillos rojos. Parcialmente quemado y en estado de abandono, fue reconstruido y abierto en 2017, albergando un buen número de restaurantes, tiendas y oficinas muy estilosas. Además, acoge el Time Out Market, un food hall muy interesante, ya que reune a muchos de los mejores restauradores de la ciudad. Las vistas desde el nivel 5 son fantásticas, no dejes de subir.

EMPIRE STORES EN EL BARRIO MÁS CHIC

PIER 2. Si tu visita es entre junio y agosto, no te pierdas la posibilidad de darte una vuelta en kayak por el East River…gratis!  Algunas cosas aún pueden hacerse sin pagar, y esta es una de ellas, aunque no tengas idea y nunca te hayas subido en uno, gracias a BBPBOAT HOUSE. Solo van a pedirte que te registres, y lo puedes hacer desde el enlace. No es lo único, en este pier hay oportunidad de practicar una gran variedad de deportes al aire libre. Elige entre basketball, ping pong, roller skating y muchos más.

EMPIRE FULTON FERRY. Si lo tuyo son los picnics en la verde hierba, éste es tu sitio. Con atracciones para los niños y mucho espacio por si quieren correr. Las vistas, aseguradas, como en el resto del parque, donde por cierto, también hay wifi gratis.

Aunque contado así parece que no te alcanzará una semana para verlo, puedes recorrerlo de punta a punta en menos de una hora. Aún te quedará tiempo para seguir recorriendo el barrio más chic de Brooklyn.

POWER HOUSE ARENA

Para los amantes de los libros y de las librerías, siempre a la caza de lugares nuevos, éste es un verdadero placer. Por fuera respeta la estética industrial de la zona, por dentro es un oasis de luz y color donde perderte un buen rato.

Es la primera de las tres Power House que hay en NY, una librería independiente, de tendencia indie, donde además hay mucho arte para ver y catar. Cuadros e ilustraciones de artistas emergentes y precioso anfiteatro donde se organizan exposiciones, charlas, lecturas…

POWER HOUSE EN EL BARRIO MÁS CHIC

También es un buen lugar para comprar recuerdos bonitos y originales, como bolsos de tela, postales o pósters, todo con una estética muy cuidada. Altamente recomendable.

RAÍLES EN PLAYMOUTH ST. Y JAY ST.

Este vestigio de tiempos pasados es una de las muchas curiosidades de Dumbo. Como dije, esta zona no era residencial sino industrial, y una de las principales actividades tenía que ver con el café.

Los hermanos Arbuckle crearon un pequeño imperio con los granos, que llegaban por el East River en barcazas. Para agilizar el trámite, construyeron unos raíles como los de los tranvías solo con el fin de hacerlos llegar más rápido al almacén. No se quitaron cuando el barrio fue remodelado y adaptado a los tiempos modernos, como un recuerdo tangible de su origen.

Los podrás encontrar en las empedradas calles de Playmouth y Jay, convertidos en todo un símbolo de Dumbo.

BROOKLYN FLEA

Si tu visita coincide con un domingo, a partir de abril y hasta el final del verano, no dejes de visitar el mercado de pulgas de Dumbo, bajo el puente de Manhattan. Como todos estos sitios, está repleto de puestos multicolores, con muchos artículos vintage: ropa, vinilos, artesanías, muebles… Nada muy barato, pero sí muy entretenido, con la posibilidad de hacer un lunch ligero en alguno de sus food trucks, las típicas furgonetas reconvertidas que abundan en NY.

COMER EN EL BARRIO MÁS CHIC DE BROOKLYN

Además del Time Out Market, la impronta de la inmigración italiana sigue muy presente en los restaurantes de Dumbo. Nos hemos cansado de ver películas de mafiosos saldando cuentas en locales con manteles a cuadros, casi todos en Brooklyn.

Más allá del rollo hollywoodense, aquí encontrarás mucha y muy buena oferta. Abundan las pizzerías, algunas de ellas míticas como Grimaldi’s o Juliana’s, ambas con buen material, pero a reventar de turistas. No será por falta de pizzerías en NY.GRIMALDI'S EN EL BARRIO MÁS CHIC

Otra parada típica es el puesto de helados junto al puente de Brooklyn. Ya no es de la empresa Brooklyn Ice Cream Factory, sino de Ample Hills, pero siguen estando muy buenos.

Por supuesto, hay mucho más, desde comida rápida bastante aceptable, hasta restaurantes gourmet para bolsillos bien acondicionados. En resumen, de hambre no te morirás en Dumbo.

Espero que esta guía rápida te ayude en tu visita a uno de los barrios imprescindibles de NY. Y recuerda que hay mundo más allá de Manhattan.

¡Hasta la próxima!